lunes, 7 de marzo de 2011

Perdón por llamarlo…AMOR.

Perdona por esconderme siempre de ti y no entregarme.
    
Perdona por, de vez en cuando, estar siempre encima de ti y no dejarte hacer tus cosas.
              
Perdona por ocultar las acciones que quisiera realizar.
Perdona por no ser quién quiero ser contigo.
                         
Perdona porque me empeño en seguir creyendo que puedo ser la princesa de un cuento feliz.
                                       
Perdona porque sigo buscando el sol en nuestra nublada historia.
                    
Perdona porque en la oscuridad siempre intento encender una luz, por pequeña que sea.
                                       
Perdona por seguir creyendo aun que el amor existe.
              
Perdona por acercarme cuando me quieres lejos, y alejarme cuando me precisas cerca.
Perdona por arreglarme como si a una fiesta fuera cuando nos encontramos.
Perdona por pensar que estarás ahí cuando caiga.
Perdona por enfadarme al no entender todavía lo que tu mirada esconde.
                                            
Perdona por enamorarme día a día de tu sonrisa, la misma sonrisa.
                                
Perdona por querer regar con mis cosas el jardín de tu vida.
                                       
Perdona por sentirme llena cuando camino a tu lado.
Perdona por no querer compartirte.
Perdona por querer gritar a los cuatro vientos que te quiero.
Perdona por encajar perfectamente en tu hombro.
Perdona a mis pies fríos por buscarte mientras duermo.
Perdona por ver el lado bonito de cada estación pensando en un plan contigo.
Perdona por querer ser lo suficientemente pequeña para entrar en el hueco de tu mano.
Perdona por envidiar a la persona que tanto te hace reír al teléfono.
Perdona por querer que aparezcas en cada capítulo de la historia de mi vida.
Perdona porque cuando pienso en la naturaleza esta parece invocar tu nombre.
Perdona porque, en ocasiones, te he dejado escapar.
Perdona por ser una de las notas principales de la partitura de mi existencia.
Perdona las veces que mi fría nariz busco ese aroma en tu cuello que tanto me gusta.
Perdona por cada logro que me gustaría celebrar contigo.
Perdona por comprar mi ropa pensando en si te gustará.
                                   
Perdona por el sueño de soplar todas las velas de tus años junto a ti, de celebrar cada navidad, de disfrutar cada verano, ver nacer cada primavera y despedir las hojas de cada otoño siempre contigo.
Perdona por querer que seas el compañero de todos mis viajes.
Perdona por el hecho de que me encanten tus abrazos.
              
Perdona porque no me canso de ver tus fotos, escuchar tu voz, de mirarte a los ojos.
Perdona que me sienta tan tonta cuando te llaman por teléfono cada dos por tres, o te paren por la calle cada cinco minutos.
Perdona por querer celebrar tus cumpleaños cuando estás acostumbrado a no hacerlo, pero he de dar gracias cada día que se celebra el aniversario de tu nacimiento.
Perdona por hacerme millones de fotos con todo el mundo y contigo no, se me olvidan esas cosas cuando te tengo cerca.
Perdona mi no saber contestar a tus piropos, cumplidos y miradas.
Perdona por esas pequeñas cosas que sin darme cuenta te molestan tanto de mí.
Perdona mi continuo despiste en las cosas que debería estar atenta.
Perdona mi “patosidad”.
Perdona mis tantos y variados cambios de look.
Perdona que hable tanto con todo el mundo cuando salgo alguna tarde-noche.
Perdona que haya cosas de mi vida que te oculte por miedo a tu reacción.
Perdona por ocultarte mis mayores problemas y preocupaciones.
Perdona por ser tan presumida.
      
Perdona por molestarme a veces por los pequeños detalles.
Perdona por esos interminables silencios que tanto te matan.
Perdona por las dudas que tengo sobre ti, lo que sientes y lo que dices.
Perdona por no entender muchas de tus cosas.
Perdona por sentir que nunca conoceré verdaderamente tu ser.
Perdona por ser tan infantil, tan inocente, tan susceptible.
Perdona por buscar a menudo mi estabilidad en ti.
Perdona por quedarme en blanco y no saber alimentar tu sed intelectual.
                          
Perdona por querer que formes parte de mi mundo.
Perdona por confiar en quién no debo.
Perdona por intentar querer a quién no amo.
Perdona por buscar que fueras el héroe de mi cuento.
                  
Perdona por pensar que con que me amaran sería más que suficiente para comprometerme toda una vida.
Perdona si alguna vez sentiste que intenté cambiarte.
Perdona por dejar que te metieras tan rápido y de golpe en mi vida, dejándote libre albedrio para destrozar lo que te encontraras.
Perdona por dejar que te ilusionarás conmigo, y luego no poder corresponderte con nada más que cariño.
Perdona por no arriesgarme, y pensar en lo que pensarían los demás.
Perdona por pensar que no sabía lo que querías y dejarte escapar.
Perdona mis locuras.
   
Perdona los momentos donde no parezco ser yo.
Perdona por aquellos que deje que me lastimaran.
Perdona por no valorar lo que en verdad importaba.
Perdona por fiarme de ti…amor de verano… y dejarme llevar por tu preciosa sonrisa.
Perdona por tragar humos que no quería ni me correspondían.
Perdona por noches incompresibles donde no me distinguía entre la multitud.
Perdona la tez de mi piel que tanto me gusta y me hacer ser tan como soy.
Perdona mi manera de llamar la atención.
Perdona por no entender tus atardeceres.
Perdona por no haberte besado más a menudo.
         
Perdona mis momentos tristes donde ni yo misma me entiendo.
                   
Perdona por no ser la chica que esperabas encontrar.
Perdona por soñar contigo.
Perdona por esta inservible gran disculpa.
¿Por qué tanto pedir perdón? Próximamente….”El por qué de mis perdones”.
Continuara...


28 comentarios:

  1. Amiga mia ... mas que un perdon ... una bella declaracion al amor...ese que vive dentro y anhela ser gritado siempre.. felicidades...

    FEliz dia amiga mia... en un dia tan especial por su fuerza lucha amor,y sacrificio y su ejemplo de vida ..feliz dia de la mujer...

    SAludos
    linda semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Demasiados perdones, sí. Pienso que no deberías pedir perdón por cada cosa que haces y sientes. Aún así, espero la continuación, espero que me convenzas. Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  3. Poeta del cielo: Gracias, porque al parecer te gusto mi escrito y por la felicitación del día...me gusta ser mujer :). Un beso.

    Sandra: Demasiados perdones, lo sé...pero creo poder convencerte en la continuación, mis segundas partes siempre dan un cambio drástico, llegaremos a buen puerto...lo prometo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Xaquelina, creo que mereces la contraparte a semejante amor, deberían contestarte a cada perdón un inmenso gracias, un amor así no puede dejarse de lado.
    Espero El porqué de los perdones.
    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  5. Guille muchas veces aunque merezcamos cosas no la obtenemos, al menos de esa o esas personas a las que pedimos perdón, pero tengo la certeza de que tarde o temprano sea quién sea...sabrá corresponder a todos mis perdones llenos de amor. Un beso. LLegará pronto la continuación (aunque ahora estoy camino del trabajo nuevamente).

    ResponderEliminar
  6. Perdona por no saber que ponerte después de tantos bellos perdones, tan llenos de amor, cuando tú siempre me pones unos comentarios muy atinados y colmados de cariño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hala...venia a fecilicitarte por el día de la mujer, Felicidades.

    Y no pidas tantos perdones que tu mereces lo mejor. Ser amada sin tener que disculparte.

    ResponderEliminar
  8. Lo mismo me preguntaba, ¿Por qué tantos Perdón?
    Se nota que lo quieres mucho y que harías cualquier cosa por él. También esperaré la conti para saber el por qué de los perdón.

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  9. No son para pedir perdón todas las cosas que haces por esa persona, más bien te debería decir...
    Gracias por tus piropos, cumplidos y miradas.
    Gracias por esas pequeñas cosas que sin darme cuenta me encantan tanto de ti.
    Gracias por tu continuo despiste en las cosas que hace que te sienta hasta divertida.
    Gracias por tu “patosidad”.

    Xaquelina, no puedes pedir perdón por todo... ¡No, hija, no!.

    Gracias por meterte en mi vida, gracias por ser tan sincera, gracias por visitarme, gracias por hablarme...
    ¡Gracias!.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Jota Mate: No pidas perdón, que suficiente son los míos igual que suficiente es para mi que tomes parte de tu tiempo en leer mis cosas y compartes conmigo mis letras. Un beso.

    NatiMistrati: Felicidades también aunque atrasadas ya, gracias por creer en mi merecimiento de amor. Muak.

    Hanabi: Descubrirás pronto el por qué de tantos perdones, y sí algún personaje a los que me refiero forman parte esencial en mi vida. Un besico.

    Towanda: Jajaja gracias por dar la vuelta a mis perdones, suenan mucho mejor de esa manera. Creo que nos estamos convirtiendo en amigas, ¿no te parece? Y eso es algo que me tiene súper ilusionada y contenta. Un besazo, gracias por ser parte de mí.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Tus líneas expresan mucho amor. Espero que más que dar una disculpa ellas puedan mostrar toda la intensidad y la fuerza de tu cariño.

    No todos pueden entregarse con todo a un amor, esa es una virtud, no te arrepientas de eso.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Una virtud que a veces sale cara, pero virtud al fin y al cabo, ¿no?. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. No pidas perdón...Y vive. Disfruta de todo...de lo pequeño , de lo grande... Un beso Xaque.

    ResponderEliminar
  15. Bueno, espero impaciente el porqué de todos esos perdones. Mucho me extraña que de veras tengas que disculparte tanto...
    un beso, "disculpona"

    ResponderEliminar
  16. Yo también he caido en muchos de esos "errores", pero he aprendido algo y te lo voy a recomendar, nunca pidas perdón por esas cosas, porque no son malas, si alguien no las entiende, el problema es suyo, que tiene un corazón incapaz de sentir cosas tan maravillosas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola mi entrañable Xaquelina. me has dejado con admiración, tu perdón es un insaciable amor que necesita que la mimen, que la lleven en la palma de la mano y busca ese perdón que no es más que intentar merecer la atención amorosa del que se ama.
    Yo sin ir más lejos, ya te perdono, has conseguido llamar mi atención jaja!!
    Te quiere
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  18. Bella noche..

    Un gusto venir a leerte y disfrutar de tu bella entrada… buena semana..

    Besos de lindos sueños

    ResponderEliminar
  19. Pedir perdón es de personas humildes y bondadosas, sabiendo reconocer las cosas que crees no están bien hechas, un acto lleno de generosidad, me ha gustado mucho este post por eso.

    Saber reconocer los errores, y a la vez, saber pedir perdón, es lo más positivo de las personas humanas que saben dar mucho amor.

    Mi admiración por ti, amiga.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  20. Estoy de acuerdo con todos, porque tantos perdones si todo lo que sientes es precioso.
    Gracias por todos tus comentarios y espero el porqué de tus perdones.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  21. Hola amiga, solo paso a saludarte, te imagino ocupada, al igual que lo he estado yo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. No has vuelto a escribir, espero que estés bien, amiga.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Hola belle blog, íntimas y leales entradas,si te gusta la palabra indefinida, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen domingo, besos de agua...

    ResponderEliminar
  24. Hola reina, he leido varias veces este post pero nunca he dejado comentario. Quizas porque no entendía en el sentido que lo haces, por eso estoy a la espera del continuara...con el que nos has dejado prendidos a esta entrada.

    Besotes y quiere mucho, que nosotros te queremos seas como seas, pienses como pienses, pidiendo perdón cien veces o solo un par de ellas.

    ResponderEliminar
  25. Qué alegra me has dado!, yo vine a tu blog esta mañana y vi que no habías cambiado el post, y me marche.
    Te extrañaba, así que
    Te mando un gran beso de ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  26. He kedado muy sorprendida, y xaquelina felicidades, espero me sirva este mensaje del perdón... como lo dijo una pareja se 50 años de casados... q el Amor de ellos se ha mantenido gracias al perdón, 50 años de perdón y sobre todo Amor, ahora lo q espero en mi vida es q mi esposo me sepa perdonar y sobre todo olvidar... :-(

    ResponderEliminar